Critic’s Pick: Endless Borders, Bo Hansson (Hyperion CDA67881) Coro de Royal Holloway, Rupert Gough, director

  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Choral_Review_2_Endless_Border_cover

 

 

 

 

Choral_Review_2_Endless_Border_QRCode

 

 

 

 

 

 

Reseñado por Debra Shearer-Dirié, directora coral y educadora

 

La presente grabación, dedicada a las obras corales de Bo Hansson (n. 1950), no solo rinde homenaje a la melodiosa escritura coral de este compositor sueco sino también a la elegante ejecución ofrecida por el coro de Royal Holloway y su director, Rupert Gough. Como eje de esta grabación encontramos la Missa brevis (2008) de Hansson. Alrededor de esta obra, Gough crea una selección de delicias corales de las composiciones a cappella de Hansson, todas con exquisito tratamiento del texto y una perfecta interpretación de sensitivos matices.

 

El compositor sueco Bo Hansson no limita sus talentos musicales a la composición vocal. En realidad él comenzó a componer música clásica coral relativamente tarde en su vida. Su carrera temprana se centró alrededor de los estilos folklóricos y del jazz. La amplia gama de influencias en la vida de Hansson ha creado un lenguaje musical fresco que es guiado por un amor hacia la melodía, por el entendimiento de los instrumentos para los cuales escribe y por una comprensión de cada texto utilizado. La amplia gama de influencias en la vida de Hansson crean un lenguaje musical fresco el cual es guiado por el amor por la melodía, un conocimiento de los instrumentos para los cuales escribe, y por una sensibilidad para cada texto utilizado. 

 

La Missa brevis (pistas 6 – 9) es para coro a seis partes y órgano, con la adición de un coro femenino de dos-tres partes como discanto. El Kyrie está construido de pequeños motivos.  Hansson crea una línea continua que nos envuelve suavemente a través del acenso y descenso de cada motivo, modificando ocasionalmente la forma de estos motivos para alejarse un poco del original, pero rara vez alejándose demasiado. Las voces se unen a la par en el Christe eleison en un balance perfecto de octavas que preludia una suave e hipnótica caída de las voces agudas, donde las voces convergen unas con las otras para llevar esta sección a su final. Es en este punto que uno toma conciencia de la presencia de un órgano. Hansson articula cuidadosamente la parte del órgano para complementar y realzar las partes vocales, con la parte del órgano completamente entretejida con las voces. La comprensión de William Baldry de cómo el órgano encaja en la creación de esta pieza es excepcional, completando esta grabación con varios momentos sensibles.

 

El texto del Gloria tomado del Ordinario de la Misa se presta a una mezcla de métricas que busca preservar los cambios continuos del texto. Hansson alcanza en este movimiento un estilo como de canto gregoriano y la interpretación de Gough y sus cantantes se preocupa mucho de darle a cada sílaba su perfecta luz y sombra.

 

El glorioso desarrollo al comienzo del Sanctus es creado mediante un estilo de canto llano en que las voces van emergiendo una tras otra, comenzando por los bajos. Gough y sus cantantes  van trabajando cuidadosamente la creación del primer clímax. El timbre vocal tan puro de las voces femeninas y una afinación clara y precisa realzan la escritura de Hansson en este movimiento. Esto es seguido por el Agnus Dei, el único movimiento que comienza con el sonido del órgano. El movimiento es bastante atonal en comparación con los otros tres de la Missa brevis, pero nuevamente, la sensibilidad de la interpretación de los cantantes hace que prevalezca la belleza del Agnus Dei.

 

Aunque la Missa brevis de Hansson posee varios momentos hermosos, son sus piezas a cappella las más impresionantes de esta grabación. Comienza con Som när handen (Al comienzo del día), la primera composición coral de Hansson en obtener el primer lugar en una competencia de composición sueca en 1993. Escrita sobre un texto de Annika Hultman Löfvendahl (n. 1956), comenzamos el alba al unísono. A partir de este momento la pieza combina recursos composicionales que van desde el brillo estático del sol, de movimientos armónicos en paralelismo, hasta líneas melódicas acentuadas en las voces agudas que bajan en cascada. Gough y sus cantantes crean con efectividad paisajes sonoros que realzan a cada momento el significado del texto. Siempre con un perfecto balance hasta el unísono final, nos llevan en una travesía completa a pesar de que este unísono final tiene un significado muy distinto luego del viaje que hemos realizado a través de la pieza.

 

Desde el comienzo de Then I Heard the Singing (pista 3), los cantantes del Coro de Royal Holloway lllevan al oyente de la mano en cada paso del camino en que el texto relata la descripción visual que del nacimiento de Jesús hiciera Santa Brígida de Suecia antes de morir. Una vez más, la composición de Hansson representa perfectamente cada sílaba del texto; sin embargo, también hay que dar crédito a la impecable habilidad de interpretación de Gough en cada etapa de la pieza.

Las dos piezas finales de esta grabación, Lighten Mine Eyes (pista 10) y Endless Border (pista 11) sirven como la oscuridad y la luz para culminar esta excelente selección de trabajos de Hansson. Particularmente, el juego antifonal entre los diferentes grupos de voces al final de Lighten Mine Eyes es muy efectivo en esta grabación. La pieza final, Endless Border, comienza con clusters de sonidos brillantes que van descendiendo en las voces agudas. Los coralistas están posicionados en esta pieza de tal forma que se haga claramente audible el semi-coro de seis solistas que están rodeados por el sonoro coro a diez partes.

Para añadir a esta asombrosa grabación, Gough provee anotaciones que todo lector disfrutará, con el balance perfecto de datos y de narrativas del proceso de composición.

 

ShearerDiriéDebraDebra Shearer-Dirié posee un Diploma del Instituto Kodály en Kecskemét, Hungría, una Maestría en Educación Musical y un Doctorado en Música con especialidad en dirección coral de la Universidad de Indiana, EE.UU. Reside en Brisbane, Australia, donde ha enseñado dirección coral y estudios auditivos en la Universidad de Queensland, la escuela de verano de ACCET y la Escuela de Verano Internacional de Nueva Zelanda en dirección coral. La Dra. Shearer-Dirié sirve actualmente como editora de la publicación de la Asociación Coral Nacional Australiana y ejerce como consejera nacional para esta organización. Ella es la directora musical del Coro de Concierto de Brisbane, Coro de Cámara Vox Pacifica, Fusion y Vintage Voices. Correo electrónico:  debrashearer@gmail.com

 

 

Traducido por Rvdo. Julio González Paniagua, Puerto Rico

Revisado por Juan Casasbellas, Argentina

Editado por Gillian Forlivesi Heywood, Italia

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *