Festival internacional de coros Grieg

  • 685
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tres eventos en un uno

Bernie Sherlock, director de coros y profesor

Bergen es de una belleza espectacular. Es la segunda ciudad más grande de Noruega después de Oslo y está construida en un fiordo y rodeada de montañas, hecho que le ha dado el título de “la ciudad de los siete montes”. En Irlanda solemos decir que vivimos en el país más lluvioso de Europa, pero con una media de al menos 200 días de lluvia al año, Bergen es considerada una de las ciudades más lluviosas del planeta. Aunque cabe decir que ni un solo día llovió durante el festival. Fui la turista del paraguas que nunca fue usado.

Fue un gran placer estar en Bergen del 16 al 19 de junio como miembro del jurado del “Festival internacional de coros Grieg” (GIK en sus siglas en inglés) y del certamen coral nacional “Syng For Oss” (SFO). Pude disfrutar de la compañía de cuatro excelentes compañeros en el jurado: la presidenta Margareth Ek (Noruega), Andrea Angelini (Italia), Vaclovas Augustinas (Lithuania) y Terje Kvan (Noruega). Durante el tiempo en que no estábamos trabajando nos cuidaron de maravilla: visitamos la casa de veraneo de Grieg y el muso de Troldhaugen, incluyendo el cobertizo de madera mirando al lago Nordås donde solía y más amaba componer. Era un lugar que había deseado ver durante mucho tiempo. Desde la cima del monte Floyen (al que subimos en funicular) pudimos gozar de una panorámica de la ciudad de Bergen. Visitamos el pintoresco mercado de pescado y también Bryggen, el antiguo muelle de los tiempos hanseáticos. Sabemos que Bergen se estableció como centro de comercio en los inicios del siglo XI y que para el siglo XIII ya era la capital de Noruega, que no fue sustituida por Oslo hasta el 1830. Bryggen es un recordatorio de la importancia de la ciudad como parte del imperio del comercio de la Liga hanseática desde el siglo XIV hasta mediados del siglo XVI. Sus características casas de madera están aún allí, reconstruidas en varias ocasiones debido a varios incendios, aunque la estructura básica permanece. Fue de gran interés para nosotros el poder visitar esta antigua parte de la ciudad.

Ready for the Festival!

Con 30.000 miembros, la asociación noruega de coros (ANC) es la organización de coros y directores de coro más grande del norte de Europa. Tiene una gran tradición con raíces en la fuerte y rica vida coral de la parte oeste de la región Hordaland de Noruega. En 1987, la ANC estableció el primer certamen coral en Noruega: “Syng for Oss” (Canta para nosotros), un certamen nacional bianual abierto a un gran abanico de coros de todo tipo y que rápidamente creció, convirtiéndose así en una parte esencial de la vida coral del país.

Habiendo establecido una competición nacional, la asociación noruega de coros puso su atención en el mundo coral más allá de Noruega. En 2004 estableció el “Festival internacional de coros Grieg” en Bergen con el objetivo de presentar música coral internacional de alto nivel a través de certámenes y conciertos. El festival inaugural tuvo lugar en 2005 y fue todo un éxito, formando una base para los próximos festivales en 2007, 2009, 2010, 2011, 2013 y, ahora, en 2016. Durante estos doce años más de 110 coros de 24 países diferentes han participado en el festival. Hubo una expansión en 2009 con la adición de una nueva competición para jóvenes solistas. La “NINA Solo Competition” para cantantes clásicos entre 16 y 24 años se inició en 2010 y subsecuentemente en 2013 y 2016.

VIVA Sandnes kulturskolekor

En 2015 el “Festival internacional de coros Grieg” y la asociación noruega de coros decidieron que en 2016 se celebrarían les tres certámenes a la vez. Así, “Syng for Oss” y el “Festival internacional de coros Grieg” (el cual nos adjudicaron a mis compañeros y a mí) fueron llevados a cabo simultáneamente en Bergen, mientras que la “NINA Solo Competition” tuvo lugar ese mismo fin de semana en la casa de veraneo de Grieg en Troldhaugen. La final de la competición de solos y el gran premio de las competiciones corales fueron presentadas conjuntamente, la misma noche. Este hecho fue un gran éxito y un gran placer para mis ojos y oídos, y es fácil imaginar que esta colaboración siga dándose en el futuro. Según el director del festival Annlaug Haus, la cabeza pensante detrás de esta nueva estrategia: “Pensamos que sería una buena idea: cantantes locales e internacionales integrados en un mismo festival. Desarrollaremos este festival en el futuro con una conexión más fuerte entre el festival y la competición”. Annlaug también está dispuesto a estrechar la relación con Grieg en los próximos años. Además de los certámenes paralelos, los coros participantes colaboraron con una selección de conciertos amistosos y otros eventos ofrecidos por el festival en Bergen y sus alrededores. Los conciertos tuvieron lugar en iglesias, salas de conciertos y escenarios al aire libre.

Con los certámenes nacional e internacional teniendo lugar al mismo tiempo por primera vez, los miembros del jurado accedimos a que los coros noruegos en “Syng for Oss” pudieran ser elegibles para ganar premios con puntuaciones ligeramente más bajas que las de los coros en el certamen internacional. La asociación estuvo de acuerdo en que podría ser una forma efectiva de alentar a los coros nacionales.

Conductor Tony Margeta, La Cappella, Sweden

Con una excepción, todas las competiciones tuvieron lugar en el magnífico Grieg Hall (Greighallen), casa de la Filarmónica de Bergen y que cuenta con 1500 asientos, magistralmente diseñada en forma de piano de cola. La excepción fue la competición inaugural de música sacra, que tuvo lugar en la catedral de Bergen (Domkirche). Qué privilegio el poder actuar de jurado en un edificio fechado en el siglo XII y con una acústica excelente. El certamen atrajo un alto nivel internacional con el coro ganador (el coro de voces iguales La Cappella, de Suecia) que consiguieron 23,5 puntos de un máximo de 25. Nos impresionó en especial el apoyo del tono, la buena afinación y su excelente programa, que incluía piezas de Dino Stella, Mårten Jansson y György Orbán. También nos impresionaron muchísimo los coros que quedaron en segunda y tercera posición, el Coro de cámara Paderewski de Polonia y el Coro joven Ondrasek de la República Checa.

Al día siguiente las competiciones se trasladaron al Grieg Hall, que también proporciona las condiciones ideales para las actuaciones corales. El encantador coro joven de Noruega Viva Sandnes Kulturskolekor ganó la categoría internacional de música tradicional, seguido por Bergen, consiguiendo un “hat trick” cuando tres de los coros de la ciudad ganaron competiciones nacionales: Volve Vokal, un excelente coro femenino, ganó el Open Class, Multa Paucis fue el ganador de la categoría Voces Femeninas y el Bergen Mannskor ganó en la categoría Coros masculinos. La competición nacional para coros mixtos se la llevaron los Osterøykoret, un coro mixto de la isla de Osterøy, al noroeste de Bergen, con un entretenido programa incluyendo un humorístico arreglo de All about that Bass de Kevin Kadish. La categoría de Música contemporánea produjo la mayor calidad del festival con una maravillosa actuación del Coro de cámara Paderewsky de Polonia. Cantaron Jubilate Deo de Fredrik Sixten, Come Sleep de Daniel Brinsmead y el excitante y rítmico Kalinda de Sydney Guillaume. Estuve todo el concierto al borde de la silla. La categoría nacional Coros infantiles fue un encanto. Los tres coros mostraron un alto nivel y todos ellos se llevaron premios, siendo el coro Skedsmo Voices quienes se llevaran el primer premio, un gran coro infantil formado a partir de jóvenes miembros de Romerike y Oslo.

Lydia Hoen Tjore, Norway, winner of the ’Nina, Solo Competition’

Entre nuestras tareas como jurado estaba el seleccionar a los ocho mejores coros, que participarían en el Gran premio. El resultado fue una maravillosa velada llena de actuaciones que fueron dese lo entretenido hasta lo animado y pasando por lo tierno y conmovedor. Esto fue seguido por la final de la “NINA Solo Competition” que tuvo lugar una vez que los jueces dejamos el auditorio para llevar a cabo nuestras deliberaciones. Aunque cada coro había mostrado lo mejor de sí mismo, solo podía haber un ganador y en esta ocasión fue el Coro de cámara Paderewski, que otra vez demostró ser un increíble grupo en todos los niveles. La velada incluyó la adjudicación de varios premios (y de un significante valor económico) y concluyó con la repetición de Kalinda interpretada por los ganadores del Gran premio, seguido de la fiesta de clausura.

El festival fue un gran evento. Demostró cómo el canto coral está muy bien acogido y respaldado en Noruega y que, por lo tanto, disfruta de un excelente estado de salud. Me impresionó mucho la amplia variedad de coros noruegos así como la calidad de los coros internacionales que el festival es capaz de atraer. Los coros noruegos fueron capaces de competir a nivel nacional con la vista puesta en progresar hasta el nivel internacional. El hecho de proveer al festival de un jurado internacional aseguró que los coros fuesen juzgados con gran rigor y exigencia y pudiesen estar seguros del lugar que ocupan en relación con coros de alrededor del mundo. Tuve el placer de hablar con algunos de los cantantes y todos ellos apreciaban muchísimo la Asociación Noruega de Coros y su compromiso con el canto coral y la música en Noruega.

Desde mi punto de vista este fue un evento impresionante. Disfruté enormemente trabajando con el presidente del jurado y el resto de compañeros y lo hice en una preciosa ciudad con increíbles escenarios (y sin lluvia). Pero, sobre todo, aprecio muchísimo la oportunidad que he tenido de haber escuchado tan increíbles actuaciones de magnífica música por coros de dentro y fuera de Noruega.

 

Bernie Sherlock estudió dirección coral durante dos años con Peter Erdei y Ildikó Herboly Kocsár en Hungría, seguido de su formación en dirección orquestal con Gerhard Markson en Dublín. Su premiado coro de cámara New Dublin Voices es una constante en los primeros puestos de los más importantes certámenes en toda Europa e Irlanda. Bernie tiene un perfil internacional como jueza, animadora coral, profesora de dirección y entrenamiento auditivo y ha ganado varios premios internacionales por su dirección e interpretación. Es catedrática en música al DIT Conservatory of Music, ha sido directora artística de escuela de verano de dirección de la AOIC desde 2008 y es la representante irlandesa del World Choir Council. Bernie ha sido directora musical de la Sociedad coral Culwick desde 2008. Correo electrónico: berniesherlock@gmail.com

 

Traducido del inglés por Nuria Samper París, España

Revisado por Carmen Torrijos, España

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *