La Música Coral Coreana desde sus Comienzos hasta la Actualidad

  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Sang-Kil Lee, Presidente de la Federación Coreana de Música Coral

 

La tradición coral coreana se inició probablemente en la década de 1880, cuando los misioneros cristianos llegaron a Corea, fundaron iglesias y centros educativos e introdujeron la música occidental en el país. La música coral coreana ha evolucionado notablemente en términos de calidad y cantidad a lo largo de los últimos cien años, y hoy en día constituye una parte significativa de la cultura coreana.

Durante varias décadas, la música coral fue interpretada únicamente por coros de iglesia. Comenzó después a desarrollarse a través de la creación de coros formales como el Ewha Women’s School Choir Ewha Women’s School Choir (establecido en 1909), probablemente el primer coro de Corea. Más adelante, fundado en 1913 por In-Sik Kim y Nan-Pa Hong, el KyoungSeong Choir se convirtió en el primer coro coreano privado.

 

In-Sik Kim, the Conductor of the Kyoung Seong Choir
In-Sik Kim, the Conductor of the Kyoung Seong Choir

 

En los años 40 y 50, un período marcado por la independencia coreana de Japón y por la Guerra Coreana, muchos coros se crearon en el país, como el Kyoungsung Central Radio Choir (1941), el Oratorio Choir, el SungJong Choir, el Pilgrim Choir, el Korean Men’s Choir o el Agape Choir.[1] La década del 60 fue testigo del desarrollo de coros muy activos en escuelas primarias y secundarias y de otros coros infantiles, entre los cuales el Korean Children’s Choir, el World Vision Children’s Choir y el Little Angels’ Choir alcanzaron fama internacional.

A principios de los 70, Corea comenzó a expandir la concienciación por su cultura y su patrimonio tradicional por medio de campañas, labores de formación, medios de comunicación y el movimiento gubernamental organizado Sae-Ma-Ul Un-dong (Movimiento para Construir un País Nuevo), que produjo un significativo desarrollo nacional, patriótico y cultural en todo el país.[2] En aquellos años, el gobierno organizó certámenes de música coral para coros amateur con el fin de promover el espíritu comunitario y animar a la gente a cantar. Paralelamente a estas iniciativas se fundó el Coro Nacional de Corea (NCK), el primer coro coreano profesional, al mismo tiempo que se inauguraba el Teatro Nacional en 1973. Tras su fundación se formaron muchos coros profesionales y aficionados en las principales ciudades, y en 1983 se fundó el DaeWoo Choir, siendo el primer coro profesional patrocinado por una empresa privada.

Durante la década de los 80, la música coral coreana fue notablemente influenciada por la acogida de grandes eventos internacionales como los Juegos Asiáticos de 1986 y los Juegos Olímpicos de 1988. Estos eventos internacionales permitieron a los coreanos observar diversas culturas y tradiciones que venían de otros países, lo que además subrayó la importancia de trabajar por una cultura de identidad nacional.[3] Como resultado, la música coral en Corea dio otro paso adelante hacia el nivel internacional en su ejecución y su repertorio.

Los últimos treinta años representan el período llamado «Boom Coral» en Corea, en el seno de muchas grandes iglesias como la presbiteriana, la metodista, la bautista, la pentecostal y la católica, que han presentado programas corales e incluso orquestales extremadamente amplios. Estas iglesias, más allá de los servicios regulares de culto, también han acogido conciertos de música coral clásica y contemporánea y han patrocinado conferencias de música religiosa destinadas no solo a músicos profesionales, sino también a todos los amantes de la música coral.[4]

Numerosos coros amateur en Corea, incluyendo coros de comunidad, coros de jóvenes y coros escolares (de la escuela primaria a la universidad) han obtenido el apoyo financiero de organizaciones públicas a través de programas anuales y regulares que han contribuido al desarrollo de diversos estilos de repertorio coral y que han aumentado el interés del público por este tipo de música. Como resultado existen ahora cerca de sesenta coros profesionales y aficionados en las principales ciudades del país que desempeñan un papel fundamental en la tarea de mantener y continuar la cultura musical coreana.[5] 

El autor considera que la música coral coreana contemporánea puede definirse con el término «Glocalización», que expresaría la noción de globalización con consideraciones locales, es decir, un repertorio de obras corales que se amplía y se enriquece a través de la organización de diversos festivales corales y conferencias internacionales, existiendo un deseo creciente en las composiciones nativas de expresar un sentimiento vernáculo y emociones características. De este modo, la edad dorada de la música coral ha alcanzado en nuestros días un punto de «glocalización» crucial.

 

La Organización de la Música Coral Coreana

El notable desarrollo de la música coral coreana, a pesar de su corta historia, se explica gracias a algunos directores veteranos que fueron pioneros en promover con éxito el espíritu de la música coral. A lo largo de este gran desarrollo podemos mencionar a dos importantes colaboradores: Young-Soo Nah y Hak-Won Yoon.

El director Young-soo Nah ha dedicado su vida a la cultura coral coreana como primer director del National Chorus of Korea (NCK). Todas las actuaciones y actividades dirigidas por Mr. Nah han animado a los compositores a crear numerosas obras para coro, contribuyendo de esta manera al repertorio nativo de música coral. Además, este movimiento coral iniciado recientemente por el NCK ha inspirado la formación de coros profesionales y ha motivado en gran medida la creación de coros amateur por todo el país.

 

Conductor Young-Soo Nah
Conductor Young-Soo Nah

 

Del mismo modo el destacado director y compositor Hak-Won Yoon, que dirige desde 1996 el Incheon City Choir, ha continuado activamente esta corriente positiva. El director Yoon y sus coros

– el Incheon City Choir, las Seoul Ladies Singers, el Daewoo Choir y el World Vision Children’s Choir – han contribuido a llevar la música coral coreana contemporánea a todos los rincones del mundo a través de extraordinarias actuaciones en los escenarios de diversas conferencias y certámenes internacionales como la Marktoberdorf International Choral Competition en Alemania, el Certamen Coral de Tolosa en España, el Simposio de la FIMC en 1999 o la Convención Nacional de la ACDA (American Choral Directors Association) en 2009.

 

Conductor Hak-Won Yoon
Conductor Hak-Won Yoon

 

Dos organizaciones fundamentales han estado también al frente de la música coral en Corea: la Federación Coreana de Música Coral (KFCM) y la Asociación Coreana de Directores de Coro (KCDA).

 

Federación Coreana de Música Coral (KFCM)

Fundada en 1973, la Federación Coreana de Música Coral es una organización sin fines de lucro dedicada al desarrollo y la expansión de la música coral en Corea, proporcionando oportunidades para la comunicación y el intercambio de conocimientos entre los músicos de los coros coreanos. La KFCM ha organizado diversos eventos, actividades, seminarios, clases magistrales y actuaciones para músicos corales.

La federación se organiza en torno a divisiones regionales y funcionales. Hay quince divisiones regionales, y las funcionales incluyen nueve grupos – nivel de educación elemental, primaria y secundaria, niños, universitarios, adultos, nacionales/cívicos, compositores y coros a cappella. El KFCM anima a sus divisiones a llevar a cabo sus propias actividades, como seminarios y actuaciones.

Cada año, el KFCM organiza dos eventos principales. El Festival Coral Coreano presenta varias actuaciones de cada división funcional, lo que anima a los coros participantes a mostrar su excelencia musical, y les ofrece un lugar de encuentro y aprendizaje. El otro evento clave de la KFCM es el Simposio Coral Coreano. Este es el simposio coral más antiguo, más grande y de más autoridad en Corea, y ofrece charlas, seminarios y actuaciones.

El Presidente actual de la KFCM, Sang-Kil Lee, ha dirigido coros cívicos desde 1984 en Suwon y Taegu, y recientemente coros cívicos en Anyang. Ha dirigido en particular la Suwon Civic Chorale durante 18 años, llevándola a alcanzar el más alto nivel gracias a su maravillosa musicalidad y dirección. Como resultado de la gran reputación ganada bajo su dirección, el coro fue invitado al 4º Simposio de la FIMC en Sidney, Australia, en 1997, al Oregon Bach Festival, en colaboración con el Maestro Helmuth Rilling, y al 8º simposio de la FIMC en Copenhague en 2008, ya que desde el nombramiento de Mr. Lee como director musical de la Anyang Civic Chorale en 2006, el sonido del coro ha mejorado sensiblemente.

 

Asociación Coreana de Directores de Coro (KCDA)

Fundada en 1999, la Asociación Coreana de Directores de Coro (KCDA) une a aquellos directores que lideran la música coral profesional en Corea, y celebra anualmente un espléndido evento llamado Korea Chorus Festival. Durante este festival, conocidos coros municipales y coros universitarios excepcionales impresionan enormemente a los amantes de la música coral con sus repertorios coloristas, extensos y variados.

La KCDA contribuye activamente al desarrollo de la música coral en Corea descubriendo y entrenando a nuevos directores, explorando e introduciendo la interpretación de obras de compositores coreanos, facilitando el intercambio internacional de información para los directores y celebrando seminarios y otros eventos, como el Korean Choral Festival.

Chun Koo ha sido presidente de la KCDA desde 2009. Se han referido a él como «el director que cautiva a la audiencia con una excelente habilidad para la interpretación musical» y también ha sido nombrado Director Musical de Ulsan Metropolitan City. Con su labor como director musical de coros de importantes ciudades durante cerca de diez años, Chun Koo ha expresado su amplia esfera artística a través de diversos repertorios, desde la música clásica hasta la música moderna, y ha revelado la esencia de la música coral con una excelente habilidad interpretativa y refinadas técnicas rítmicas.

 

10º Simposio Mundial de la Música Coral en Seúl, Corea, en 2014

El KFCM y los músicos de los coros coreanos están impacientes por acoger el 10º Simposio Mundial de la Música Coral, que tendrá lugar del 6 al 13 de agosto de 2014 en Seúl, Corea, en colaboración con la FIMC. «Es un privilegio celebrar un evento coral tan grandioso en Corea y estamos deseando recibir grupos corales maravillosos y amantes de la música coral procedentes de todo el mundo. Esperamos que este extraordinario evento atraiga a tantos participantes como sea posible.» 

El nombramiento de la República de Corea como país anfitrión para el Simposio Mundial de Música Coral de 2014 es el resultado de los esfuerzos de Amb. Dho Young-shim, miembro de la Junta Directiva de la FIMC y Presidente de la Fundación UNWTO ST-EP, con sede en Seúl, destinada a eliminar la pobreza a través de proyectos de turismo sostenible. Considerando que la música coral puede ser una poderosa herramienta para la educación y el desarrollo, la Fundación ST-EP ha apoyado inciativas de la FIMC como los proyectos «African Children Sing!» y «Directores sin Fronteras», dirigidos a las comunidades pobres de los países en vías de desarrollo, especialmente en África.

 


[1] Yuseon Lee, The History of Korean Music for Past 100 Years, The History of Korean Music for Past 100 Years, Seúl: Music Choonchoo, 1985, 211-2.

[2] Mi-Young Choi, The History of Music Curriculum in South Korean Middle Schools, disertación, University of Minnesota, 2006, 43-44.

[3] Kim, Eun-Sil, A Study of Arirang and its Influence on Contemporary Korean Choral Works, disertación, University of Southern California, 2008, 14.

[4] Kim, Yeon-Sul, A Study of the Development of Korean Choral Music after the 1960s, Taejeon: Choongnam National University Press, 2003, 10-11.

[5] Hyun-Chung Ji, A Performance Practice Guide to Missa Arirang by Cool Jae Huh, disertación, University of Minnesota, Febrero 2012, 27-31.

 

E-mail: sangkilc@gmail.com

 

 

Traducción al español por Carmen Torrijos Caruda, Francia

Revisado por Juan Casasbellas, Argentina

Edited by Sue-Ann Struwe, South Africa

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *