Mensaje del Presidente

  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Queridos amigos,

Recientemente la dirección de la FIMC ha empezado a enfocarse más en la educación. En los últimos treinta y cuatro años la organización ha alcanzado muchas de sus metas iniciales en todo el mundo. Sin embargo, mientras trabajamos en África y Asia, encontramos una genuina necesidad de ayudar a los músicos a tener acceso a un entrenamiento que de otra manera no estaría disponible para ellos. El verano pasado, gracias a la vice-presidente Emily Kuo Vong, llevamos a cabo dos extensas giras de educación a lo largo de China, que dejaron de manifiesto la necesidad y el deseo por el conocimiento y posterior desarrollo del conjunto de habilidades musicales. Un enfoque que demostró ser muy efectivo es la aplicación de aprender al hacer, que trasciende el lenguaje, aporta una energía renovada al ensayo coral, y hace que la gente se involucre en su propia educación.

Me topé con esta cita del famoso norteamericano Benjamin Franklin: “Dime y olvidaré. Enséñame y recordaré. Involúcrame y aprenderé.” Creo firmemente en este tipo de educación en el ensayo coral. Cuando estaba en secundaria se me presentó la ocasión de participar en un Programa de Aprendizaje Acción, donde tuve la oportunidad de ser profesor asistente, bajo la guía de profesores regulares de la escuela primaria y secundaria. Fue la oportunidad de “probar las aguas” y determinar si yo quería enseñar o no. Resultó ser una experiencia enriquecedora que devino en una carrera en la enseñanza y mi apoyo de aprender al hacer.

El Paradigma de Aprendizaje Acción es dirigido, en parte, por Thomas Regelski de la Universidad Estatal de Nueva York, Fredonia. En su artículo, “The Practical Approach for Music Education: Action Learning,” sugiere que el Aprendizaje Acción es el resultado de varias fuentes filosóficas y científicas que datan de finales del siglo XIX. Aunque estas fuentes sean tan diversas, cada una sostiene el punto de vista común de que los humanos adquieren el conocimiento al trabajar directamente en lo que debe aprenderse. (Regelski, Thomas. Music Educators Journal 69 (February 1983): 46-49.) El Aprendizaje Acción integra el trabajo y estudio en un solo programa de enseñanza, lo que resulta en un fortalecimiento simultáneo de ambas partes.

Un ejemplo de cómo aplicar esto al ensayo coral puede ser encontrado en el artículo: Pinzino, Mary Ellen, Anderson, Michael J, (2005). Awakening Artistry in the Choral Rehearsal, International Choral Bulletin, XXV, (ii), pp. 7-14. Como el título sugiere, se despierta la habilidad artística a través del uso del movimiento en una aproximación a los conceptos musicales, las destrezas y su entendimiento. Y para el estudiante que no conozca los conceptos musicales, los movimientos le proporcionan una conexión física y emocional inmediata.

Durante los próximos meses y años, la FIMC continuará atendiendo la necesidad de educación en aquellas partes del mundo donde la necesidad es más grande que las posibilidades de acceso. La dirección estará a la búsqueda de colegas experimentados que quieran ayudar viajando a otros países y asistiendo en el desarrollo del entendimiento y la aplicación musical.

Eventualmente, este trabajo ofrecerá más oportunidades para todos: oportunidad de expandir el conocimiento; oportunidad de conocer nuevas culturas; oportunidad para aprender de personas con otras tradiciones; y oportunidad de compartir nueva e interesante música. Esta es una enorme labor que requerirá un considerable esfuerzo de parte de muchos profesores excepcionales de todo el mundo.

¿Serás tú uno de ellos?

Dr. Michael J Anderson, Presidente

 

Traducido del inglés al español por Vania Romero, Venezuela

Revisado por Juan Casabellas, Argentina

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *