Dos mundos unidos en la Federación Internacional para la Música Coral

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Agastya Rama Listya, director coral

 

Prólogo

Formar parte de la Federación Internacional para la Música Coral ha permitido que dos músicos de dos hemisferios diferentes, completos extraños, colaboren juntos en un proyecto. No hace mucho, el escritor de este artículo tuvo que dejar su plan inicial al empezar su doctorado en etnomusicología en la Universidad de Otago (Nueva Zelanda).

El proyecto comenzó cuando Ulrich Krämer, de Alemania, disfrutaba de sus vacaciones de verano en 2012. Como planeaba pasar este tiempo en Indonesia, contactó con cuatro miembros de la FIMC de ese país, el escritor incluido. El 28 de agosto de 2012, nos conocimos en Salatiga, en la provincia de Java Central, y hablamos sobre posibles ideas para una colaboración en 2014. Esta reunión dio lugar a un concierto conjunto que incorporaba una típica pieza coral navideña de Alemania y algunos villancicos. Posteriormente, a principios de 2014, Ulrich se puso en contacto con el escritor y le propuso interpretar el Oratorio de Navidad (Weihnachtsoratorium) de Johann Sebastian Bach. Esta composición coral a gran escala fue seleccionada por tres razones: 1) la temática encaja con la temporada navideña; 2) no es muy complicada y resulta interesante 3) se compone de distintas cantatas que pueden seleccionarse e interpretarse por separado. El coro y la orquesta del departamento de música de Satya Wacana participaron como intérpretes en este intenso debate a principios de 2014.

Este artículo está enfocado a describir este proyecto conjunto y sus beneficios, además de presentar los proyectos de colaboración que se pueden gestar entre los miembros de la FIMC, con el objetivo de incrementar las relaciones y el entendimiento entre culturas, especialmente en todo lo relacionado con el desarrollo de los coros.

El concierto del Oratorio de Navidad

No es fácil enfrentarse a las diferencias culturales. Por ejemplo, la preparación, la iniciativa, la disciplina y el compromiso se han convertido en barreras culturales que interrumpían el desarrollo de los ensayos. Durante las primeras dos semanas de ensayo (a mediados de noviembre de 2014), Ulrich se dio cuenta de que no se habían añadido a las partituras unas instrucciones muy importantes sobre los golpes de arco de la sección de cuerdas. Aún peor, algunos de los intérpretes de esa sección ni siquiera tenían las partituras. En otros momentos del ensayo, Ulrich detectó dos problemas básicos: 1) la tardanza y 2) la falta de responsabilidad entre los cantantes y los intérpretes. Sin embargo, él, los cantantes y los intérpretes terminaron aprendiendo a adaptarse los unos a los otros. Este proceso de aprendizaje ayudó, con el tiempo, a que todos disfrutaran de las diferencias culturales, y por consiguiente, los ensayos fueron mejor.

El concierto se celebró de forma consecutiva en tres iglesias en distintas ciudades. El primero fue en Gereja Bethel Indonesia (la Iglesia Betel de Indonesia) en Hasanudin, Salatiga, el 4 de diciembre de 2014, mientras que los otros dos se celebraron en Gereja Isa Almasih (Iglesia de Jesucristo) en Pringgading, Semarang, el 5 de diciembre de 2014, y en Gereja Protestan Indonesia Bagian Barat (Iglesia Protestante al oeste de Indonesia), en Jakarta, el 9 de diciembre de 2014. Los primeros dos lugares se sitúan en Java Central, mientras que el último es la capital de Indonesia. El concierto, con 4 solistas, 40 cantantes y 30 músicos, recibió una respuesta entusiasta del público.

Durante el primer concierto el mayor problema fue la acústica de la iglesia. Ulrich reconoció que no pudo escuchar el coro en el concierto. Además, los cantantes se centraron demasiado en la partitura, pues era su primer concierto. El Segundo concierto en Semarang transcurrió bastante mejor. No obstante, el sonido de la fuerte lluvia y el hecho de que la iglesia no estaba insonorizada fueron dos factores en contra del buen transcurso del concierto. La actuación con más éxito fue la última, celebrada en Jakarta. Aunque la iglesia, construida el 24 de agosto de 1839, no tenía una aclimatación adecuada, tenía la mejor acústica de las tres. La iglesia, que podía albergar 300 personas, estaba llena durante este último concierto. El público estaba formado por ciudadanos locales y miembros de la embajada de Alemania. Aunque Ulrich y los intérpretes sufrieron el calor, se las arreglaron para deleitar al público durante la hora y media de concierto. Unos de los factores que contribuyeron al éxito de esta tarde de concierto fue la excelente interpretación de los solistas, Jollies Dicky Firman (tenor), Elvira Hoesein Radia (mezzosoprano), Eriyani Tenga Lunga (soprano), and Felix Avianto (bajo). La audiencia concedió a los intérpretes una gran ovación en pie al final de la serie de conciertos.

El departamento de música de Satya Wacana, y en particular su coro y su orquesta, han sido beneficiarios de, al menos, tres cosas: la oportunidad de aprender e interpretar de primera mano música de estilo Barroco, la oportunidad de aprender y practicar la dicción alemana y la disciplina. El decano de la Facultad de Artes Escénicas de Satya Wacana también expresó su gratitud y el deseo de que este proyecto pueda realizarse con mayor frecuencia en el futuro. Se puede disfrutar de la interpretación del departamento de música de Satya Wacana, dirigido por Ulrich Krämer, en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=oKX9XpVrGvw

Oportunidades de cooperación entre miembros de la FIMC

Este proyecto conjunto es solo uno de los ejemplos de colaboración positiva que se pueden llevar a cabo entre miembros de la FIMC. Ulrich y el departamento de música de Satya Wacana han tenido éxito al conseguir el apoyo de la Carus Publishing Company y la Embajada de Alemania en Indonesia. Hay muchas otras oportunidades para colaboraciones futuras; por ejemplo, celebrar talleres o seminarios musicales, impartir clases magistrales de voz, dirección coral y salud coral en escuelas de primaria y secundaria o universidades, componer música juntos o llevar a cabo proyectos de investigación conjunta y publicación. Por una parte, el músico organizador puede proporcionar alojamiento al músico invitado, además de planear, preparar y dirigir el evento. Por otra parte, el músico invitado puede asumir los gastos de desplazamiento, incluyendo todos los trámites. Esta cooperación se tiene que dar más a menudo entre los miembros de la FIMC, pues elimina todos los problemas burocráticos, y en muchos sentidos, es una iniciativa más auténtica. La FMIC es una institución que puede proporcionar recomendaciones y sugerencias a sus miembros para organizar los eventos y financiar becas. La FIMC puede proporcionar materiales para formación y, seguramente, también partituras.

 

IFCM_News_Two_Worlds_United_KramerUlrich Krämer asistió al Conservatorio de Heidelberg-Mannheim. Estudió dirección coral con Johannes Uhle y Frieder Bernius, y dirección orquestal con Peter Braschkat en ese mismo conservatorio. Ulrich fue el fundador y el director del coro de adolescentes Rhythm and Joy, del coro masculino EFG-Singers, y de los proyectos coral y orquestal de la Firstwald Protestant High School en Mössingen.

IFCM_News_Two_Worlds_United_AgastyaAgastya Rama Listya obtuvo su grado en teoría musical y composición en el Instituto de las Artes de Yogyakarta (Indonesia). Posteriormente estudió un máster en música sacra y dirección coral en el Luther Seminary y en St. Olaf College, en Minnesota (Estados Unidos). Durante este tiempo, Agastya ha estado terminando su doctorado en etnomusicología en la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda. Agastya fue el fundador y el director de la agrupación vocal Lentera Kasih y del Satya Wacana Vocal Consort. Además de ser director vocal en activo, Agastya es compositor de música coral. Correo electrónico: agastya123@yahoo.com

 

Traducido del inglés por María Ruiz Conejo, España
Revisado por María Zugazabeitia, España

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *