Programa Coral Universitario “Por mi raza cantará el espíritu”

  • 4
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Por Ana Patricia Carbajal Córdova, educadora musical, directora coral y promotora cultural

En la Universidad Nacional Autónoma de México, una de las más antiguas de América, tenemos un lema que nos identifica: “por mi raza hablará el espíritu”, escrito por José Vasconcelos, quien fue rector en 1920. Este lema revela la vocación humanista con que fue concebida nuestra máxima casa de estudios. Hoy, después de mucho camino andado, los que formamos parte del Programa Coral Universitario retomamos esa frase diciendo: “por mi raza cantará el espíritu”.

Como en todas las historias, el tiempo tiene que correr para dar paso al desarrollo y crecimiento. La creación de coros dentro de la UNAM inició en el año 1964 y duró alrededor de ocho años ante la falta de interés en la continuidad del proyecto. Felizmente en 1997 se retomó esta iniciativa y se invitó a los coros que existían de forma aislada dentro de la Universidad a formar parte de este nuevo programa.

La tarea de informar y convencer a las autoridades de diversas escuelas y facultades, acerca del enriquecimiento que significa esta actividad en la formación de los estudiantes, sigue siendo ardua. A pesar de lo mucho que se ha investigado y escrito sobre los beneficios de la práctica musical en general y la práctica coral en particular, en la mayoría de los espacios académicos, las autoridades piensan que no hay tiempo para ese tipo de actividades, seguimos teniendo la resistencia que propicia la ignorancia acerca de los múltiples beneficios que proporciona para la formación humana la práctica coral, que además tiene un bajo costo económico si pensamos que solamente se necesita una persona bien preparada al frente del grupo para que este comience a funcionar.

Los coros universitarios son espacios en donde los estudiantes aprenden a mirar el mundo de una forma más completa, diversa e incluyente. Gracias a ello pueden tener perspectivas que les permiten enriquecerse como individuos. La vida sensible y emocional del ser humano también precisa de formación y educación, no solo para su propio beneficio sino para el de la sociedad en la que vive. La música, al ser un lenguaje pre-verbal y emocional, contribuye a la formación de la sensibilidad en las personas, lo cual es de gran importancia para la construcción de una vida sana. Sigo pensando que esto no es una cuestión que tenga que ver exclusivamente con lo económico. Desafortunadamente observo que tiene relación con la pobreza y la ignorancia. Nos cuesta trabajo valorar lo intangible. La búsqueda del bienestar económico es una carrera sin fin, olvidamos fácilmente que el bienestar común se construye y nos incluye a todos.

Por ello el Programa Coral Universitario es algo valioso que debemos seguir cuidando y promoviendo, llevamos más de 17 años trabajando y cada día este Programa es más pertinente dentro de la UNAM.

La misión del Departamento de Difusión Cultural, del cual depende directamente la Dirección General de Música, dice:

“Promover la creación en los diferentes terrenos del arte, y difundir las expresiones culturales y artísticas en todos sus géneros, así como los conocimientos científicos, tecnológicos y humanísticos que se desarrollan en la Universidad, para enriquecer la formación de los alumnos, beneficiar lo más ampliamente posible a toda la sociedad mexicana y fortalecer la identidad nacional”.[http://www.cultura.unam.mx/secciones/Qui%C3%A9nesSomos] consultado el 10 de agosto, 2015.

He tenido el honor de coordinar el Programa Coral Universitario desde el año 2002, y gracias a esta oportunidad he podido constituir un equipo de trabajo formado por músicos comprometidos con la docencia y dispuestos a trabajar con sus coros dando paso a la creatividad, cultivando la emoción de unir voluntades y creando espacios que generen identidad. En el equipo de trabajo del Programa Coral Universitario compartimos y fomentamos valores importantes para convivir y construir con otros en paz.

En un México lleno de contrastes, que vive situaciones extremas y difíciles, una herramienta como el PCU debe aprovecharse al máximo. Nuestros jóvenes requieren de espacios de expresión que les permitan comunicarse con otros y salir del absorbente mundo cibernético, de las drogas, el alcohol y la sensación de vacío ante un mundo que puede resultarles muy hostil si no les mostramos alternativas.

El Programa Coral Universitario transforma vidas y promueve el respeto que merece la práctica coral de calidad, por sencilla que esta sea. Nuestro trabajo consiste en mostrar a los integrantes de los coros la belleza de una simple melodía entonada adecuadamente en equipo, hacemos participes a los integrantes de la experiencia de vibrar con otros y hacer que esa energía colectiva llegue hasta un público cada vez más numeroso, propiciando así la generación de público.

No es una tarea sencilla lograr que las personas se interesen en pertenecer a un coro. Esta actividad es prácticamente desconocida por la mayoría de la población. Promover, difundir y divulgar la actividad coral ha sido gran parte de mi labor, no solo al frente del Programa Coral, sino desde hace más de 25 años con Voce in Tempore A. C., asociación creada básicamente para este fin.

CWN_Music_project_Mexico_picture_1El Programa Coral Universitario atiende hoy trece agrupaciones corales con un total aproximado de 350 coralistas, cualquier persona de la comunidad universitaria puede ingresar al coro de su preferencia, incluso tenemos espacios para personas externas que quieran participar y se adapten a las condiciones de ensayo. En los coros participan estudiantes, maestros, administrativos, trabajadores de intendencia y alumnos de posgrado o del sistema abierto. La gama es muy amplia y si tomamos en cuenta que la cantidad de alumnos registrada para el ciclo 2014-2015 fue de 342.542, podemos afirmar que tenemos mucho trabajo por hacer.

Los coros que existen actualmente son el de la Facultad de Ciencias, dir. Eduardo Hernández, Facultad de Ciencias Politicas y Sociales, dir. Rodrigo Castañeda, Facultad de Contaduría y Administración, dir. Edgar Domínguez, Facultad de Derecho, dir. Gabriela Díaz e Ivet Guillén, Facultad de Filosofía y Letras, dir. Enrique Galindo, Facultad de Ingeniería, dir. Óscar Herrera, Escuela Nacional de Trabajo Social, dir. Claudia Salgado, Facultad de Estudios Superiores Acatlán, dir. Raúl Vázquez, Facultad de Estudios Superiores Aragón, dir. Arturo Salvadores, Facultad de Estudios Superiores Iztacala, dir. Luis A. Manzano, Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, dir. Arturo Salvadores, y “Voces del CELE” (Centro de Enseñanza de Lenguas Extranjeras), dir. Gabriela Franco. Próximamente formaremos el Coro de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán.

En general los coros ensayan de cuatro a seis horas semanales. El Programa cuenta con maestros de técnica vocal que asesoran a los directores y trabajan con los coros. Contamos también con dos pianistas que atienden a los coros y acompañan las obras que necesitan ser reforzadas o aquellas que han sido originalmente escritas para coro y piano.

Los coros, dependiendo de su nivel musical, ofrecen conciertos en sus lugares de origen y también participan en presentaciones fuera de la Universidad. Cada semestre se organizan encuentros para trabajar con todos los integrantes en distintas sedes universitarias con el afán de que los coralistas se escuchen entre sí, se conozcan y difundan esta actividad.

He tenido el privilegio de contar con el apoyo de grandes directores que comparten la mística del trabajo del PCU y que acuden a trabajar con coralistas y directores.

Mi trabajo como coordinadora consiste en organizar a los coros, directores y maestros. Hablar con los directivos de escuelas y facultades para que permitan y apoyen el crecimiento de las agrupaciones. Justificar y mostrar los avances del Programa en la Dirección General de Música y Difusión Cultural para que el presupuesto asignado vaya creciendo y, sobre todo, para que esta actividad continúe siendo pertinente dentro de la UNAM. Finalmente el PCU ha logrado tener un lugar especial gracias a que es una actividad de la Dirección General de Música que atiende directamente a la comunidad universitaria.

Me siento afortunada por el hecho de trabajar para este Programa, y deseo por medio de este artículo, promover la vinculación del PCU con personas e instituciones interesadas en compartir experiencias similares. Tenemos mucho que aprender y mucho camino por andar. La música es un medio para ello.

Sigamos trabajando para que en la Universidad Nacional Autónoma de México, la comunidad pueda unir sus voces, dignificarse por medio del arte y promover espacios creativos en donde se practique la generosidad, el espíritu de crecimiento, se cultive la amistad en espacios de expresión que dejarán su huella en aquellos que lo vivan, aquellos que lo escuchen y por supuesto en nuestra sociedad. No podemos eludir la gran responsabilidad de comprometernos con la música coral y lo que ella significa para la formación humana.

 

Ana Patricia Carbajal Córdova, Educadora Musical, Directora Coral y Promotora Cultural. En 1989 funda el Ensamble Coral Voce in Tempore con el propósito de crear un espacio artístico para los aficionados al canto coral, posteriormente crea la asociación civil del mismo nombre, para promover, difundir y profesionalizar la música coral. Es conductora del programa radiofónico Música EnCantada que se transmite desde hace 17 años. Ha organizado diversos festivales, encuentros, talleres y actividades para fortalecer el crecimiento del movimiento coral en México, ha participado en varios programas de radio, televisión y recibido distinciones, premios y becas nacionales y extranjeras. Ha trabajado con el compositor inglés John Rutter, con New York Choral Society, y reconocidos directores de renombre internacional. Correo electrónico: voceintempore@yahoo.com

 

Revisado por Carmen Torrijos, España

PDFPrint

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *